.comment-link {margin-left:.6em;}

Botella al Mar

Una bitácora en español sobre diversos temas de actualidad y cultura. Una botella lanzada a la inmensidad de la Red.

Nombre:
Lugar: Spain

domingo, septiembre 04, 2005

Un tranvía llamado deseo

Las tragedias tienen que servir para algo, y Nueva Orleans no debería ser una excepción. Se ha convertido en un tópico hablar de las profundas desigualdades sociales en EE.UU., señalar que un cuarto de siglo de revolución neoliberal (con el hiato de ocho años de Clinton) no ha resuelto esas desigualdades, no ha hecho nada por elevar mínimamente el nivel de vida de los más pobres. Ahora, por primera vez desde los tiempos de los derechos civiles, los desposeídos ocupan las primeras páginas de los diarios. Su total desamparo, la forma como han sido abandonados a su suerte, los millones de vidas afectadas, son la más elocuente muestra del fracaso del credo neoliberalista de "sálvese quien pueda".

Y es que, como comentaba el usuario Mahatma en el foro de Todo Política, a lo que asistimos es a la privatización de las evacuaciones: si usted tiene coche o dinero para comprar un billete, váyase. Ahora bien, si usted es un enfermo en un hospital o una persona que sobrevive a base de food stamps y que a final de mes no tiene un duro...

La catástrofe de Nueva Orleans, me parece, se convertirá en un símbolo de ese fracaso, como la hambruna de la patata en Irlanda demostró la quiebra moral del capitalismo inglés del siglo XIX. Si de algo sirve el tristísimo sacrificio de la ciudad del jazz, que sea para eso: para recordar a dónde nos lleva el egoísmo a ultranza y la falta de solidaridad con los que menos tienen.

6 Comments:

Blogger winifredo said...

¿Hizo algo Clinton que le distinguiera de los republicanos?
¿hubiera sido distinto si los demócratas estuvieran en el poder?

dom. sept. 04, 08:19:00 p. m. CEST  
Blogger Luis Fernando Areán said...

Winifredo:

Creo que no, en el sentido de que la revolución reaganiana convirtió a palabras como "solidaridad" y "Estado de Bienestar" en malas palabras, con lo que cualquier gobierno demócrata tendría también las manos atadas si hubiese querido implementar políticas de marcado corte social. Ésa fue tal vez la herencia más duradera de Reagan, la derechización de toda la política, incluyendo a sus adversarios demócratas.

Clinton intentó una gran reforma, la del sistema de salud, y fracasó; pero, en todo caso, a ello se limitaron sus políticas sociales, en parte por convicción (era más centrista que la mayoría de su partido), en parte por necesidad

dom. sept. 04, 09:46:00 p. m. CEST  
Blogger winifredo said...

Corrígeme si estoy equivocado.
Creo que la política en USA es una pantomima. Para empezar las elecciones son una farsa , sólo dos partidos políticos y con una forma de hacer las cosas idéntica.
El único presidente que se preocupó de la gente de la calle fue Carter (quizá esté equivocado).
¿Cómo fue que fracasó Clinton en la reforma de la sanidad , si era el hombre mas poderoso de la tierra?
El sistema social y económico de USA se impone a nivel mundial ( en Inglaterra está Blair, que se supone que es laborista y se comporta como un conservador, encima la alternativa a él es peor; en España , ya sabes, el pp y el aznarismo).
Lo que quiero decir es que la desgracia que ha traído el huracan no cambiará nada y como tú mismo has dicho la solidaridad y los valores duraderos han desaparecido , yo creo que para siempre.

lun. sept. 05, 12:56:00 a. m. CEST  
Blogger wilson said...

Quizá cambie algo. A lo mejor buscan cualquier cosa para desviar la atención. Os recuerdo que no llegó la ayuda hasta que Bush visitó la zona. ¿No sería para echar la culpa a la administración local?

Todo esto explotará por algún sitio, pero es posible que sea por el lado más insospechado. Se le está culpando de desviar muchos fondos para las misiones militares en el extranjero y puede que busque alguna victoria a la desesperada.

lun. sept. 05, 01:31:00 a. m. CEST  
Blogger Su said...

La administración local -el ayuntamiento- no está en su mejor momento gestor, me parece a mí; quizás el estado de Louisiana podía haber pegado más la hebra.

Yo sigo pensando que la negligencia se debe a que son negros y pobres. Quizás en otro lado habrían perdido TODOS el culo.

lun. sept. 05, 10:24:00 a. m. CEST  
Blogger Luis Fernando Areán said...

A mi juicio la política estadounidense es mucho más compleja que eso, y ha pasado por varias etapas ideológicas desde la Segunda Guerra Mundial. En particular, la revolución reaganiana cambió al Partido Republicano al quitar el poder a los republicanos clásicos, que eran más o menos como los conservadores británicos pre-Thatcher, y dárselo a una ultraderecha más o menos lunática.

Al mismo tiempo, Reagan creó mitos que se fijaron en la conciencia estadounidense, como la "welfare queen", la supuesta indigente negra que, a pesar de conducir un Cadillac, seguía cobrando pensiones de indigencia del gobierno, y "el liberal (en el sentido estadounidense, o sea el progre) que gasta tu dinero a tontas y a locas".

Todo ello llevó al ala progresista del Partido Demócrata a la defensiva, y al mismo partido a derechizarse para quitarse la endemoniada etiqueta de "progre", con lo que el PD de Clinton archivó la lucha contra la pobreza, salvo tal vez en lo que respecta a la sanidad.

Imagino que por ello es difícil distinguir diferencias entre los dos partidos. Aún así, existen, sobre todo en temas sociales. No hemos visto aún al ala más reaccionaria del Partido Republicano --la principal impulsora de la victoria electoral de Bush-- triunfar con su agenda social. Esperemos no verlo nunca, sería aterrados. Son verdaderos talibanes.

En cuanto a por qué no pudo Clinton imponer su reforma, muy sencillo: se la torpedearon en el Congreso.

P.D. La campaña de intoxicación para echarle la culpa a la administración local ya está a todo vapor.

lun. sept. 05, 01:28:00 p. m. CEST  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home